La ‘Baselworld Watch and Jewellery Show” es una feria internacional de relojería y joyería anual, que se celebra en la ciudad de Basel, en Suiza. La feria se celebra en el edificio Messe Basel, y congrega a mas de 2.100 marcas participantes de aproximadamente 45 diferentes nacionalidades. La feria suele recibir aproximadamente a unos 100.000 visitantes anualmente.

Historia

En 1917 se inauguró la primera Schweizer Mustermesse Basel. La primera feria fue una demostración del desarrollo industrial de Suiza, y en la que había un pequeño espacio para la industria relojera. Para el año 1931, la parte de la feria dedicada a la relojería y joyería tenía su propio pabellón y paso a llamarse Schweizer Uhrenmesse (Swiss Watch Show). En los años 70 la feria invito a fabricantes de otros países que no fueran suizos. En 1983 la feria adopta el nombre de Basel por primera vez, y ya en el año 2003 pasa a llamarse BaselWorld.

El año 2018 BaselWorld anuncia un acuerdo con la otra gran feria del mundo de los relojes de lujo, ‘Watches & Wonders’ (formalmente conocido como Salón International de la Haute Horlogerie, o SIHH). En el comunicado se da a conocer un acuerdo entre las ferias para coordinar las fechas de sus celebraciones entre los años 2020 y 2024.

Este año 2020 ha sido la primea vez que la feria no se ha celebrado, debido a la pandemia mundial del Covid 19.

La caída de Baselworld

En el año 2018, el Grupo Swatch anuncio que a partir del año 2019 no acudiría a la Baselworld. Al Grupo Swatch pertenecen marcas como Blancpain, Breguet, Glashütte Original, Harry Winston, Longines, Omega o Tissot. Este mismo año 2018 había visto como la feria perdía a mas de 600 expositores. Otras marcas se sumaron mas tarde al abandono de la feria, como Breitling o Seiko.

A pesar de este durísimo golpe, la feria seguía contando con las marcas más grandes (Rolex, Patek Philippe, Chopard, …), y aunque con un día de duración menos, la feria continuó adelante en 2019.

Pero como ya sabemos, el año 2020 está siendo un año complicado. El Covid 19 irrumpio en nuestras vidas y en marzo de 2020 el planeta se paralizo. La feria que tenia que tener lugar en abril, se canceló.

Y es entonces cuando llega el anuncio de Rolex, Patek Philippe, Chopard, Chanel y Tudor. En abril de 2020, anuncian que se retiran de Baselworld y organizarían su propia feria en abril de 2021.

Motivos de la caída

Cuando algo así ocurre, sin duda es por mas de un motivo. Pero la razón principal del declive de la feria mas prestigiosa se puede resumir en una palabra: La codicia.

Acudir a la feria tiene un gran coste para los expositores. Las tarifas para participar en la feria cada vez eran mas altas. Para todo había que contratar personal de la propia feria, montaje de stands, infraestructuras, incluso el WiFi tenia que ser obligatoriamente el de la propia feria. Los hoteles, restaurantes y demás aumentaban sus tarifas cada año, llegando a ser un 500% mas que en los días previos o posteriores a la feria. Además, cada vez más, tenías la obligación de adelantar el dinero y contratar la habitación de hotel para toda la duración de la feria.

Estos detalles resultaban cada vez más difíciles de manejar, tanto para expositores como para visitantes, que, en un mundo globalizado y con tanta presencia online, cada vez veían menos necesario el asistir a una feria como esta. Cuando se anuncia un nuevo modelo, al minuto tienes la información al alcance en internet, por lo que asistir en persona a los lanzamientos cada vez es menos necesario. Y si el coste es tan elevado, razón de mas para no acudir.

Con la cancelación de la feria en 2020, la dirección de Baselworld toma su última y fatídica decisión. Deciden de manera unilateral, ‘posponer’ la feria correspondiente al 2020, a enero de 2021, sin consultar a las marcas.

Y he aquí el problema. No cancelan la feria, lo que supondría devolver cantidades millonarias que los expositores ya habían abonado, si no que la aplazan, de manera que su intención es la de no devolver el dinero.

Esto para marcas pequeñas que intentan abrirse camino es un desastre. Por lo que, se plantea la opción de reembolsar el dinero, a lo que la Baselword responde con varias opciones, en la que en todo caso reembolsaría una pequeña cantidad, quedando el resto para la celebración de la feria en 2021.

Estas medidas a marcas como Rolex no les sientan nada bien, y se lo hacen saber a la dirección de la baselworld: O se devuelve las tarifas integras o esto puede ser el final de la Baselworld. Ademas, la celebración de la feria en enero es una fecha poco adecuada para las empresas relojeras y se rompe con la coordinación con la feria ‘Watches & Wonders’ de celebrar ambas en fechas de abril.

La dirección de Baselworld no se echa para atrás e insiste en su decisión.

Y es aquí cuando llega el comunicado de Rolex, Patek Philippe y Chopard. Los que habían sido los mayores defensores de la Baselworld, por encima de sus propios intereses y por lealtad histórica con la feria, deciden marcharse y anuncian que a partir del 2021 mostraran sus novedades anuales en su propia feria, en consonancia con las fechas de Watches & Wonders Geneva, en el centro de exposiciones Palexpo.

¿Sera este el adiós a la mayor feria de relojería y joyería del siglo XX y XXI? Lo veremos en el 2021, pero desde luego la cosa no pinta bien para Baselworld. Y es que como se suele decir, la avaricia rompe el saco.

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter.


Geneva Seal

Geneva Seal

El Sello de Ginebra (Geneva Seal en Ingles o Poinçon de Genève en Frances) es un certificado de calidad exclusiva para los movimientos desarrollados en la región Suiza del Cantón de Ginebra.

El primer estatuto del Sello de Ginebra se creo el 6 de noviembre de 1886. Se creo para proteger y preservar la reputación de los relojes creados en el Cantón de Ginebra. Se estableció que solo los relojes desarrollados y fabricados en el Cantón de Ginebra podrían optar a este certificado de calidad.

Además de certificar que los relojes han sido manufacturados en el Cantón de Ginebra, los movimientos de los relojes deben pasar 12 etapas/condiciones para poderlos certificar. El organismo encargado de evaluar los relojes es TIMELAB (una organización que está compuesta por un centro de certificaciones (incluyendo el COSC, el Instituto Oficial de Pruebas de Cronómetros Suizos) y un centro para investigación y desarrollo).

Si el movimiento del reloj pasa los 12 criterios, este podrá llevar la marca del sello grabado en el movimiento.

Actualmente las marcas que suelen certificar sus movimientos con el Geneva Seal son: Cartier, Chopard, Roger Dubuis y Vacheron Constantin.

Patek Philippe y Geneva Seal

Durante 123 años Patek Philippe ha sido la referencia y el mayor defensor del Sello de Ginebra. Pero en 2009 decidió dejar de certificar los movimientos de sus relojes con el Geneva Seal y creo su propio certificado de calidad, el Patek Philippe Seal. El sello se representa con un emblema de doble P.

Patek Philippe decide crear su propio sello de calidad por no estar de acuerdo con los estándares actuales del Geneva Seal. Pese a que con los años los criterios del certificado han ido actualizándose y adaptándose a los relojes modernos, los cambios llegaron demasiado tarde.

Al parecer, que marcas ‘recién’ llegadas se apuntaran a usar el certificado, como Cartier o Roger Dubuis al parecer tampoco les sentó demasiado bien. Patek Philippe quería endurecer las exigencias del sello, pero ante la negativa por parte de las oficinas del Sello de Ginebra, decidio crear su propio sello. De esta manera, los estándares que adopta Patek Philippe van más allá y son más exigentes.

Patek Philippe certifica que sus relojes con un calibre mayor a 20mm tienen una desviación menor de -3 a +2 segundos/día. Para los que tienen un calibre menor a 20mm, la desviación no debe exceder de -5 a +4 segundos/día. Para los calibres que lleven un tourbillon la exigencia es de tan solo -2 a +1 segundos/día.

El estándar aplicado por Patek Philippe para sus relojes es más estricto que el que aplica el COSC en la certificación de relojes (Rolex es el máximo exponente de los relojes que certifica el COSC), pero es la propia Patek Philippe la que se da a si misma su propio certificado garantizando dichos estándares.

Patek Philippe Seal

Patek Philippe Seal

¿Y qué pasa con Rolex?

Rolex es otra de las marcas que no certifican sus relojes con el Sello de Ginebra, Bien por decisión propia o por filosofía de producto. Además, los movimientos de Rolex se fabriquen en Biena, por lo que en principio no cumplirían con la obligación de fabricarlos dentro del Cantón de Ginebra.

Rolex certifica sus relojes con el COSC, Instituto Oficial de Pruebas de Cronómetros Suizos, creado en 1973. Es el mayor laboratorio dedicado a la certificación de relojes del mundo. Rolex es de lejos la marca que mas relojes ha certificado con el COSC. El certificado garantiza que el reloj tiene una desviación menor a -4 a +6 segundos/día. Los relojes que cumplen con esta mínima desviación de -4 a +6 segundos/día se certifican como ‘Cronómetros’ y pueden llevarlo grabado en su dial. Otras marcas como Omega o Breitling también certifican sus relojes con el COSC. Aunque el COSC sea el mayor laboratorio del mundo en la certificación de relojes y certifique un millón de relojes todos los años, son representa un 3% de los relojes fabricados anualmente en Suiza.

Genève escrito en la esfera

Independientemente del Sello de Ginebra, algunos relojes tienen Genève escrito en su esfera. Para poder incluir Genève en la esfera, el reloj debe estar manufacturado enteramente en Suiza, y al menos un 50% de su fabricación tiene que se realizado en el Cantón de Ginebra. El Bureau de contrôle des Montres de Genève es el organismo encargado de certificar y validar el uso de esta inscripción en el reloj.

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter.


El 2020 esta siendo un año difícil para las grandes marcas relojeras. Debido a la pandemia mundial del Covid 19, se tuvieron que reducir o paralizar completamente las cadenas de producción. Según los expertos la recesión podría durar años y ser más dura de lo previsto. Ante una crisis económica incipiente, el mercado de artículos de lujo como los relojes de alta gama se ha disparado. Los relojes de lujo son un valor seguro en el que invertir, no solo por los materiales de fabricación como el oro, platino, diamantes… si no por el valor añadido de ser piezas de coleccionismo, muchas veces ediciones limitadas. Ante un mercado volátil, no solo conservan su valor si no que pueden llegar a incrementarlo.

Como ya comentamos en nuestro articulo respecto al Covid y el mercado de segunda mano, esta situación de mercado volátil, más la falta de stock de nuevos relojes por la paralización de la fabricación, han traído además subidas de precios en algunos modelos de relojes.

Sube la demanda y el stock es limitado, por lo que los precios aumentan.

No ha sido así en WatchesNorte, donde no solo no hemos subido precios, si no que estamos ofertando piezas de coleccionista a precios más que competitivos. Podéis ver nuestro stock en nuestra web o en Chrono 24.

Como ya comentamos, la Baselworld, la feria en la que las grandes relojeras como Rolex, Patek Philippe, etc anuncian los nuevos modelos que lanzaran, fue anulado este año 2020. Y pese a que en un principio Rolex anuncio que sus modelos del 2020 saldrían al mercado a lo largo de abril de 2020, finalmente se cancelaron y todo hacía presagiar que no habría nuevos modelos este año 2020.

Sin embargo, en julio Tudor (la marca ‘low cost’ de Rolex) anunciaba un nuevo modelo, el Tudor Black Bay fifty-Eight Navy Blue. Esto podría indicar que aun hay esperanzas para nuevos modelos de Rolex a lo largo del 2020.

Tudor Black Bay Fifty-Eight 'Navy Blue'

Tudor Black Bay Fifty-Eight ‘Navy Blue’ (Fuente: www.hodinkee.com)

De modo que, ¿podemos esperar algún nuevo modelo de Rolex para este año?

El rumor que circula en la red dice que los nuevos modelos de Rolex se lanzaran la primera semana de septiembre de 2020. No sabemos si será así o no, pero de serlo, ¿Qué modelos podrían anunciar? ¿Un nuevo modelo de Submariner? ¿Quizá un Milgauss? ¿Nuevos modelos cerámicos?

Sea como sea, estad atentos a nuestras publicaciones porque os lo contaremos todo aquí.

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter.


El Covid 19 y los relojes de lujo

El coronavirus (Covid 19) ha paralizado el mundo. El impacto económico a nivel mundial va a ser muy duro. Poco a poco vamos viendo la luz al final del túnel, volviendo a la normalidad y reabriendo los negocios, pero sin la certeza de lo que vendrá por delante. Las fábricas reabren su producción poco a poco, con excepcionales medidas de seguridad. Pero, no hay garantías de que no vayamos a vernos obligados a cerrar nuevamente ante la posibilidad de rebrotes. Hasta que no haya una vacuna o la tasa de contagio a nivel mundial se reduzca drásticamente no volveremos totalmente a la ‘normalidad’.

Ante esa incertidumbre los mercados se resienten y el mundo de los relojes de lujo y alta gama no son una excepción.

La industria relojera suiza vuelve al trabajo poco a poco. Pese a que en Suiza el coronavirus no ha golpeado tan fuerte como en otros países, la mayoría de las fábricas decidieron cerrar sus puertas por seguridad.

A mediados de mayo, las grandes marcas suizas (Rolex, Patek Philippe, etc) ya empezaban a reabrir la producción de relojes, de manera progresiva y con equipos reducidos.

Las grandes ferias como el Baselworld, que se tenía que celebrar a finales de abril, se tuvieron que posponer. Incluso la nueva fecha prevista, enero de 2021, ha sido cancelada por el momento.

Marcas como Patek Philippe o Rolex, anunciaron que posponían todas sus novedades para 2020, por lo que no habrá nuevos modelos por el momento.

Muchas preguntas y pocas respuestas

Muchas incógnitas y situaciones atípicas para un sector que suele ser muy estable. El stock a nivel mundial de los relojes de alta gama ha disminuido drásticamente y aunque las fabricas hayan reabierto, lo hacen aun porcentaje menor de su capacidad de producción.

El 2020 va a ser un muy mal año para las grandes marcas de relojes de lujo, pero, ¿qué ocurre con el mercado de segunda mano?

En un artículo de la web de Chrono 24 respecto al Covid 19, referencia mundial de la venta online de relojes de lujo, podemos ver que pese a que el mercado se resintió cuando se declaró la situación de pandemia mundial, actualmente parece que la situación se está normalizando.

De hecho, según este artículo, y siempre basándose en sus datos estadísticos, los grandes compradores están aprovechando esta situación para invertir. Ante una más que segura falta de stock de relojes nuevos, es probable que aumente la demanda de relojes de segunda mano en los próximos meses.

Además, ante la ausencia de novedades por parte de las grandes marcas, la demanda se centrará en los grandes clásicos.

En conclusión, este puede ser un gran momento para invertir en relojes de alta gama. Echa un vistazo a nuestro stock, y si no encuentras lo que buscas contacta con nosotros, ¡seguro que podemos ayudarte!

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter.


Podríamos estar hablando de uno de los primeros relojes Rolex en considerar Vintage. El Rolex Submariner 1680, conocido como ‘Red Submariner’ debido a que la palabra Submariner viene impresa en rojo, es uno de los relojes mas apreciados y buscados entre los coleccionistas de Rolex.

Rolex comenzó la producción del ‘Red Submariner’ ref. 1680 en el año 1969. Fue el sucesor del Submariner ref. 5513, y su producción comenzó 16 años mas tarde que la del primer Submariner de 1953.

Rolex 'Red Submariner' 1680 con fecha y lente de aumento

Rolex ‘Red Submariner’ 1680 con fecha y lente de aumento

Primer Submariner con fecha

El ‘Red Submariner’ fue el primer Submariner en traer la función fecha. Una pequeña ventana a las ‘3 en punto’ con una lente de aumento Cyclops fijada en su cristal de plexiglás. Al añadirle esta nueva función al Submariner, Rolex tuvo que modificar el movimiento. El reloj traía el Calibre 1575 en su interior, que básicamente era el mismo que el Calibre 1570 pero con el añadido de la función fecha.

Rolex 'Red Submariner' 1680

Rolex ‘Red Submariner’ 1680

Las primeras versiones del Rolex Submariner ref. 1680 tenía la etiqueta ‘SUBMARINER’ escrita en rojo, de ahí su apodo de ‘Red Submariner’. Esto fue asi hasta 1973, cuando Rolex modifico el color de las letras ‘SUBMARINER’ que pasaron a ser blancas. Como resultado, el Rolex ref. 1680 de entre 1969 y 1973, con las letras ‘SUBMARINER’ en rojo paso a ser una pieza de colección.

Siete variantes del Rolex Submariner 1680

Para los coleccionistas de Rolex es un reloj realmente especial. No solo por lo curioso de las letras en rojo, si no porque, ¡hay 7 variantes de este Submariner 1680! Se las identifica como Mark I a Mark VIII (esto suma 8 variaciones, pero al Mark II y al Mark III se las clasifica juntas debido a sus similitudes).

Los Mark I, II y III traían primero la profundidad indicada en metros tras las letras en rojo de ‘SUBMARINER’.

Rolex 'Red Submariner' Mark I a III

Rolex ‘Red Submariner’ Mark I a III

Desde el Mark IV al VI la información de la profundidad se modifica para indicar primero la profundidad en ‘pies’.

Rolex 'Red Submariner' Mark IV a VI

Rolex ‘Red Submariner’ Mark IV a VI

A partir del Mark VII las letras ‘Submariner’ pasan a ser blancas.

Rolex Submariner 1680 Mark VII a VIII

Rolex Submariner 1680 Mark VII a VIII

Los Submariner 1680 venían con las inserciones en el bisel en lo que ahora llamamos ‘Fat Font’, es decir, con los números mas gruesos. El problema de estos biseles es que tienden a desvanecerse y Rolex sustituía estos biseles por biseles de servicio con ‘Thin Font’.

Encontrar un ‘Red Submariner’ con ‘Fat Font‘ por tanto es complicado, pero estos son los mas raros y codiciados de todos.

En WatchesNorte disponemos de un reloj Rolex ‘Red Submariner’ a la venta. No te pierdas esta oportunidad única de hacerte con un reloj tan especial como este!

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter.


Os traemos un articulo de los apodos mas curiosos de los relojes Rolex. Los entusiastas de la marca de relojes de alta gama más reconocida del mundo tienen la costumbre de poner apodos a los modelos Rolex mas icónicos. Os traemos unos cuantos.

Rolex Daytona 6241 Paul Newman

Rolex Daytona 6241 Paul Newman

‘Pawl Newman’

El Rolex más famoso hasta la fecha. El ‘Paul Newman‘ es un Daytona, el modelo deportivo con cronómetros diseñado específicamente para pilotos en los años 60, para calcular la velocidad y el tiempo en las carreras automovilísticas. Sin embargo, no fue un éxito en su lanzamiento, pero en los años 70 el actor Paul Newman empezó a llevar uno (concretamente la referencia 6239) que tenía una esfera algo diferente, que se notaba sobre todo en el diseño de los cronómetros, con los números en una fuente Art Déco, entre otras pequeñas características diferenciadoras. Desde entonces, los Daytona de este tipo se han revalorizado de tal manera que se han convertido en los Rolex más valorados y codiciados.

Rolex Submariner 5513 'Bart Simpson'

Rolex Submariner 5513 ‘Bart Simpson’

‘Bart Simpson’

Rolex no sólo ha cambiado los tamaños y características de sus cajas y esferas, sino que también ha hecho lo propio con su propio logo, la famosa corona. A principios de los 60, Rolex lanzó una referencia (5513) del Submariner, su modelo más icónico, con la corona más achatada y las puntas más cortas, lo que recordaba a la cabellera de Bart Simpson. El personaje fue creado muchos años después del reloj, pero los aficionados a los Rolex lo apodaron como Rolex ‘Bart Simpson’.

Rolex Submariner Date 'Hulk'

Rolex Submariner Date ‘Hulk’

‘Hulk’

No hay muchos modelos de Rolex en verde. La manufactura suele reservar ese color –ya sea en el bisel, en la esfera o en ambos– para ediciones conmemorativas y/o especiales. Los más conocidos son, una vez más, variantes del Submariner. La primera es la referencia 16610LV, con el bisel en verde oliva y la esfera negra, rebautizada como ‘Kermit’ (el nombre anglosajón de la rana Gustavo de ‘Barrio Sésamo’). Ésta fue discontinuada en 2010 y sustituida por la 116610LV, con tanto el bisel como la esfera en un verde intenso. Con esas tonalidades no extraña que se establezcan paralelismos con el álter ego de Bruce Banner. Puedes comprar un modelo en cualquier tienda oficial de Rolex por unos 8.000 € (seguramente se revalorizará en el futuro).

Rolex GMT-Master 'Pepsi'

Rolex GMT-Master ‘Pepsi’

‘Pepsi’

Después del Submariner, el GMT-Master es el modelo de Rolex que más éxito tiene. Originalmente fue diseñado originalmente para el uso profesional por parte de pilotos de la ya desaparecida Pan Am, ya que permite leer de forma simultánea la hora de dos husos horarios. Dentro de sus variantes, la más codiciada probablemente sea la que incorpora el rojo y el azul en el bisel; es decir, los colores de la rival de Coca-Cola. La manufactura es consciente de su enorme popularidad y el año pasado reeditó el GMT-Master II en estos tonos, con un calibre mejorado (3285) y brazalete jubilee.

Rolex GMT-Master II 'Batman'

Rolex GMT-Master II ‘Batman’

‘Batman’

Los modelos actuales de GMT-Master II lucen los populares biseles de cerámica Cerachrom. Codiciado no solo por su atractivo sino también por su resistencia a los arañazos y a la decoloración, la cerámica como material de bisel es fantástica. Pero, cuando Rolex presentó por primera vez el bisel Cerachrom a la colección GMT-Master II, dejaron claro que la cerámica no se podía producir en dos colores. Por lo tanto, Rolex renunció a uno de los detalles de diseño más emblemáticos de la familia GMT-Master: el bisel bicolor. Como resultado, el primer acero inoxidable GMT-Master II fue el ref. 116710LN donde el LN se refiere a “Lunette Noir“, también conocido como bisel negro.
Sin embargo, en 2013 todo cambió. Rolex reveló un bisel bicolor en un GMT-Master II de acero inoxidable con la referencia 116710BLNR. Esta vez, BLNR se refiere a “Bleu” y “Noir“, es decir, azul y negro. Rápidamente fue rebautizado como Rolex Batman. En cuanto salió al mercado el nuevo GMT-Master II ref. 116710BLNR “Batman” hubo que apuntarse a listas de espera para poder adquirir uno.

Rolex GMT-Master II 'Coke'

Rolex GMT-Master II ‘Coke’

‘Coke o Coca Cola’

En 1983 se lanza el GMT-Master II ref. 16760 (Rolex Coke), que introdujo varias modificaciones. Albergó el nuevo calibre 3085, lo que permite que el ajuste de la manecilla de la hora central y la manecilla de 24 horas sean independientes entre sí. De esta manera el bisel puede permanecer en la posición estándar (con el triángulo a las 12 en punto) y la manecilla de 24 horas se puede ajustar a la hora de inicio mientras La manecilla de la hora central puede “saltar” fácilmente a la hora local cuando viaja a un nuevo destino.
Además del nuevo calibre, el nuevo GMT-Master II ref. 16760 tenía otras mejoras. Estaba equipado con cristal de zafiro para proteger la esfera del reloj. Se incluyó bordes de oro blanco en los marcadores luminosos de la hora para evitar que se empañen. Finalmente, marcó el comienzo de un nuevo color de bisel: el bisel negro y rojo, “Coca-Cola” o “Coke”.

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter.


Rolex es a los relojes de alta gama lo que Ferrari a los coches deportivos, su máximo referente. Cuando pensamos en relojes de alta gama o en relojes de lujo, la primera marca que nos viene siempre a la cabeza es Rolex. La firma Suiza nace en 1905 de la mano de Hans Wilsdorf. Más de 100 años después Rolex es conocida mundialmente por su calidad y precisión. En WatchesNorte conocemos  lo que buscan los amantes de los relojes de alta gama, y por eso siempre tenemos a vuestra disposición una amplia colección de relojes Rolex en nuestra tienda online. Tanto relojes de alta gama de nuevas colecciones como relojes usados y vintage.

Rolex - Colección de relojes nuevos (2019)

Rolex - Colección de relojes usados / vintage

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter.


En el año 2010 Rolex presenta el nuevo Rolex Submariner con la referencia 116610LV (también conocido como Rolex Submariner Hulk). Rápidamente conquisto a los amantes de la relojería de todo el mundo. Pero, ¿a qué se debe el gran éxito de este reloj? En pocas palabras, el Rolex Submariner Hulk es un verdadero clásico moderno con más de cincuenta años de historia detrás. Los coleccionistas lo aman. Los entusiastas lo aman. A las personas que normalmente no usan relojes les encanta. Además, es un Rolex.

Vamos a explorar el Rolex Submariner Hulk sumergiéndonos en su historia. La gama en sí misma no solo representa la mejor forma y funcionalidad, sino que la Referencia 116610LV en particular trasciende las simples palabras, logrando algo similar al estado de mito moderno. Sigue leyendo para ver cómo surgió este impresionante reloj y por qué la gente lo adora.

Rolex Submariner Hulk

Rolex Submariner Hulk

Historia del submarino Rolex Hulk

El Rolex Submariner Hulk tuvo una gran cantidad de predecesores, la mayoría de ellos también conocidos por su construcción robusta, características premium y diseños llamativos. Toda la gama Submariner comparten algunas especificaciones básicas, como una carcasa resistente al agua con corona atornillada y un movimiento automático de alta calidad.

En 1953, al buzo experimentado (y miembro de la junta directiva de Rolex) René-Paul Jeanneret se le ocurrió la idea de crear un reloj que pudiera funcionar bajo el agua mientras conserva los puntos de referencia estéticos de un reloj sofisticado y cotidiano. El reloj se distinguiría de modelos similares resistentes al agua al ser un verdadero reloj de buceo, capaz de sobrevivir a las inmersiones en aguas profundas. Para ayudar a lograr su objetivo, el reloj se basaría en el diseño y construcción de los relojes de buceo de Panerai, ya que Panerai era una subsidiaria de Rolex en aquel momento. El fundador de Rolex, Hans Wilsdorf, estuvo inmediatamente de acuerdo con la idea.

Pruebas de inmersión

Para garantizar el máximo nivel de calidad, Rolex consultó con el famoso buzo Jacques-Yves Cousteau. Se hicieron extensas pruebas con el reloj. En un caso, Rolex conectó su nuevo reloj de buceo al casco de un submarino que se sumergió 3.100 metros debajo de la superficie del océano. Después de que el submarino regresara a superficie, Wilsdorf se alegró al descubrir que el reloj aún estaba intacto y funcional.

En la feria de Basilea de 1954, junto a un letrero que decía “Submariner – el amigo del buzo” había un hermoso reloj de pulsera con una esfera negra mate, agujas luminosas y un bisel giratorio. Resistente al agua hasta 100 metros, el reloj empleó una corona atornillada a través de la ingeniería Twinlock.

Ese mismo año, Rolex lanzó tres modelos diferentes de Submariner. En la parte superior de la línea estaba la Referencia 6200, que promocionaba el movimiento de calibre automático y la resistencia al agua hasta 200 metros. Todo el rango fue un éxito y Rolex tenía un nuevo caballo ganador en sus manos. En los años siguientes, la marca incorporaría protectores de corona y biseles omnidireccionales, experimentaría con nuevos materiales, mejoraría el movimiento, modificaría el diseño, pondría el nombre de “Submariner” en la esfera y evolucionaría en general. Luego, en 2010, se introdujo un nuevo modelo: Referencia 116610LV. Con un bisel verde de Cerachrom, pesadas orejeras y un nuevo brazalete, el reloj se denominó rápidamente Rolex Submariner Hulk.

Rolex Submariner Hulk

Rolex Submariner Hulk

Por qué la gente ama a Rolex Submariner Hulk

El Rolex Submariner Hulk es un reloj que es profundamente versátil y a su vez, rotundamente elegante. Por lo tanto, no es de extrañar que los coleccionistas y entusiastas simplemente adoren este legendario reloj. Para empezar, les encanta el distintivo color verde en el bisel unidireccional del reloj y la esfera robusta. No solo es que el color sea llamativo en sí mismo, sino que, dependiendo de la iluminación, pasa del verde brillante a un verde oscuro. Agregando un toque de contraste están los marcadores de hora luminiscentes con ribete verde. Esos marcadores fueron construidos con oro de 18 quilates para retener mejor su brillo.

Pero el Rolex Submariner Hulk es mucho más que su combinación de colores. Por ejemplo, la caja del reloj está hecha de acero inoxidable 904L súper duradero, el mismo tipo utilizado en la industria aeroespacial. Haciendo alarde de niveles similares de robustez y estilo es el cómodo brazalete Oyster, que se ajusta mediante un cierre Glidelock, lo que permite realizar ajustes sin necesidad de herramientas. La alimentación del reloj es del calibre 3135, un movimiento mecánico automático (construido internamente) con una reserva de marcha de 48 horas. A eso se unen los pilares principales de Submariner, como el sistema impermeable Triplock y la protección de la corona. Hablando de impermeabilidad, este reloj puede sumergirse hasta 300 metros sin perder su funcionalidad. Todo esto junto hace del Rolex Submariner Hulk una obra maestra, con la aclamación y la mística para demostrarlo.

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter.

Fuente: Manofmany


Los huecos que hay entre los cojines de los sofás son como agujeros negros. Sin darnos cuenta ahí se van acumulando todo tipo de objetos que se escurren de los bolsillos de los inquilinos de la vivienda. En ocasiones esos objetos se recuperan al momento, pero hay veces que se quedan ahí durante mucho tiempo. Una mujer de Canadá compró un sofá de segunda mano por 25 dólares y al cabo de cuatro años de tenerlo en casa encontró un reloj entre sus cojines. Pero no era un reloj cualquiera.

De primeras, a la mujer (cuya identidad no ha trascendido) le extrañó que el reloj llevase la palabra Rolex escrita en la esfera. Le preguntó a su padre, de 92 años, si el reloj era suyo. Este le contestó: “por supuesto que no es mío, sabes de sobras que no me puedo permitir un Rolex”. Fue entonces cuando la mujer decidió indagar más sobre el reloj. Una de las cosas que más le llamó la atención era que el diseño era algo distinto al de los Rolex convencionales y que parecía ser un modelo Daytona.

Un Rolex muy exclusivo

La mujer se puso en contacto con Paul Altieri, un famoso coleccionista de relojes y fundador de la firma californiana Bob’s Watches. Le explicó que sospechaba que el modelo que tenía en sus manos era un Rolex Daytona 6241 Paul Newman. Altieri no daba crédito: el Daytona Paul Newman es uno de los relojes más exclusivos y caros que existen en el mercado. La mujer le explicó que cuando lo encontró se puso en contacto con la tienda de segunda mano en la que había comprado el reloj. Sin embargo, al ser una tienda de segunda mano y al haber transcurrido un tiempo considerable,  fue imposible localizar al antiguo propietario.

Altieri se ofreció a inspeccionar el reloj, pero la mujer no se atrevió a mandarlo por correo y le dijo que no podía permitirse un viaje hasta la sede de Bob’s Watches. Entonces uno de los asesores de Altieri viajó hasta el domicilio de la mujer y allí pudo corroborar que se trataba de un Daytona Paul Newman original, valorado en 250.000 dólares.

Rolex Daytona 6241 Paul Newman

Rolex Daytona 6241 Paul Newman

Rolex Daytona 6241 Paul Newman de 1968

Rolex fabricó este modelo de 1966 a 1969. Durante este corto período de tres años, se fabricaron menos de 3.000 piezas del 6241 y sólo un pequeño porcentaje de ellas estaban equipadas con la “esfera exótica” (que más tarde sería apodada la esfera de Paul Newman). Como con todos los coleccionables, la rareza y la popularidad en el mercado son atributos de mucho peso cuando se trata de relojes de época, y el Paul Newman Daytona 6241 cuenta con una combinación de ambos. En 2017 alguien adquirió en una subasta el reloj original de Paul Newman por más de 15 millones de dólares.

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter.

Fuente de la noticia: La Vanguardia


Como cada año por estas fechas, coincidiendo con la celebración en Basilea (Suiza) de una nueva edición de Baselworld, la mayor y más importante muestra de relojería y joyería a nivel internacional, Rolex presenta sus nuevos modelos para esta temporada 2019, un hecho que supone todo un hito en el sector y que todo amante de la relojería espera con sumo interés.

Así, las novedades que la firma suiza ha presentado este año son el Oyster Perpetual Yacht-Master 42, un nuevo modelo entre los relojes náuticos de Rolex, y que posee un diámetro de 42 mm, algo inédito en la gama Yacht-Master, con el calibre de nueva generación 3235. Fabricado en oro blanco de 18 quilates, está provisto de un brazalete Oysterflex con cierre de seguridad Oysterlock en oro blanco de 18 quilates y sistema de extensión Rolex Glidelock.

El Oyster Perpetual Sea-Dweller se propone por primera vez en versión Rolesor amarillo (combinación de acero Oystersteel y oro amarillo de 18 quilates). Sobre la esfera de esta nueva modalidad aparece el nombre «Sea-Dweller» en color amarillo.

El Oyster Perpetual GMT-Master II, en acero Oystersteel, con bisel giratorio bidireccional y disco Cerachrom graduado 24 horas bicolor en cerámica azul y negra, está dotado de un brazalete Jubilé. Presentado en 2018, el calibre de nueva generación 3285 equipa esta nueva modalidad.

El Oyster Perpetual Day-Date 36 alberga por primera vez el calibre 3255, un movimiento a la vanguardia de la tecnología relojera. En oro amarillo, blanco o Everose de 18 quilates, las nuevas modalidades de este emblemático modelo se proponen con una esfera adornada con un dégradé concéntrico o realizada en piedra ornamental, o bien completa- mente pavé de diamantes con un contorno horario dibujado por zafiros con los colores del arco iris.

Las nuevas modalidades en versión Rolesor amarillo, blanco o Everose (combinación de acero Oystersteel y oro de 18 quilates) del Oyster Perpetual Datejust 36 y del Oyster Perpetual Datejust 31 poseen, todas ellas, una refinada esfera de elegancia atemporal. Están equipadas, respectivamente, con los calibres 3235 y 2236, movimientos de nueva generación introducidos en estos dos modelos en 2018.

Asimismo, el Oyster Perpetual Cosmograph Daytona está disponible en oro amarillo de 18 quilates con esfera pavé lacada negra. Sobre el bisel, la escala taquimétrica ha dejado paso a 36 diamantes talla trapecio.

Como todos los relojes Rolex, estas nuevas referencias cuentan con la certificación de Cronómetro Superlativo, específica de la marca helvética y simbolizada por el sello verde. Esta certificación garantiza además el respeto de criterios de rendimiento más estrictos que las normas relojeras en términos de precisión, hermeticidad, cuerda automática y autonomía, y se acompaña de una garantía internacional de cinco años.

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter.