El coronavirus (Covid 19) ha paralizado el mundo. El impacto económico a nivel mundial va a ser muy duro. Poco a poco vamos viendo la luz al final del túnel, volviendo a la normalidad y reabriendo los negocios, pero sin la certeza de lo que vendrá por delante. Las fábricas reabren su producción poco a poco, con excepcionales medidas de seguridad, pero sin garantías de que no vayamos a vernos obligados a cerrar nuevamente ante la posibilidad de rebrotes. Hasta que no haya una vacuna o la tasa de contagio a nivel mundial se reduzca drásticamente no volveremos totalmente a la ‘normalidad’.

Ante esa incertidumbre los mercados se resienten y el mundo de los relojes de lujo y alta gama no son una excepción.

La industria relojera suiza vuelve al trabajo poco a poco. Pese a que en Suiza el coronavirus no ha golpeado tan fuerte como en otros países, la mayoría de las fábricas decidieron cerrar sus puertas por seguridad.

A mediados de mayo, las grandes marcas suizas (Rolex, Patek Philippe, etc) ya empezaban a reabrir la producción de relojes, de manera progresiva y con equipos reducidos.

Las grandes ferias como el Baseworld, que se tenía que celebrar a finales de abril, se tuvieron que posponer. Incluso la nueva fecha prevista, enero de 2021, ha sido cancelada por el momento.

Marcas como Patek Philippe o Rolex, anunciaron que posponían todas sus novedades para 2020, por lo que no habrá nuevos modelos por el momento.

Muchas incógnitas y situaciones atípicas para un sector que suele ser muy estable. El stock a nivel mundial de los relojes de alta gama ha disminuido drásticamente y aunque las fabricas hayan reabierto, lo hacen aun porcentaje menor de su capacidad de producción.

El 2020 va a ser un muy mal año para las grandes marcas de relojes de lujo, pero, ¿qué ocurre con el mercado de segunda mano?

En un artículo de la web de Chrono 24, referencia mundial de la venta online de relojes de lujo, podemos ver que pese a que el mercado se resintió cuando se declaró la situación de pandemia mundial, actualmente parece que la situación se está normalizando.

De hecho, según este artículo, y siempre basándose en sus datos estadísticos, los grandes compradores están aprovechando esta situación para invertir. Ante una más que segura falta de stock de relojes nuevos, es probable que aumente la demanda de relojes de segunda mano en los próximos meses.

Además, ante la ausencia de novedades por parte de las grandes marcas, la demanda se centrará en los grandes clásicos.

En conclusión, este puede ser un gran momento para invertir en relojes de alta gama. Echa un vistazo a nuestro stock, y si no encuentras lo que buscas contacta con nosotros, ¡seguro que podemos ayudarte!

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter.


El 9 de noviembre se celebró en Ginebra la subasta Only Watch. Una de las citas más esperadas entre los coleccionistas de relojes de lujo. Apadrinada por el príncipe Alberto de Mónaco, esta subasta destinará sus beneficios a la investigación sobre la distrofia muscular de Duchenne, una enfermedad genética que causa la degeneración de los músculos del cuerpo.

PATEK PHILIPPE

Ya se ha convertido en toda una tradición que la pieza presentada por Patek Philippe alcance el precio más alto de cuantas se presentan en la subasta. En esta ocasión fueron cincuenta los relojes donados por algunas de las más prestigiosas casas relojeras de todo el mundo, con el fin de recaudar fondos para la cura de la distrofia muscular. En total se recaudaron 38,6 millones de francos suizos, de los cuales 31 millones correspondieron al reloj de Patek Philippe. ¿Por qué ha alcanzado tal cantidad? Hablamos del reloj de pulsera más complicado de cuantos ha fabricado Patek Philippe en toda su historia, por primera vez presentado en 2014 con motivo del 175º aniversario de la manufactura.

El reloj donado para Only Watch es la única versión que se ha hecho en acero y es muy probable que nunca se vuelva a fabricar en este material. Pero todas estas razones no sabemos si son suficientes para explicar cómo esta pieza ha logrado superar los 23 millones de francos suizos que en su momento consiguió el Supercomplicación de Henry Graves, también de Patek Philippe, o el famoso Rolex Daytona de Paul Newman, que alcanzó en su momento un precio de 17 millones de francos suizos. En cualquier caso, Thierry Stern, el presidente de Patek Philippe fue una de las personas que más se alegraron durante la celebración de la subasta al saber que tal cantidad de dinero irá íntegro para una noble causa.

Patek Philippe Grandmaster Chime 6300A-010

Patek Philippe Grandmaster Chime 6300A-010

GRANDMASTER CHIME 6300A-010

La referencia Grandmaster Chime 6300A-010 se creó especialmente para ‘Only Watch 2019’. Se destaca por ser la primera y única versión de este reloj jamás producida en acero inoxidable.

  • Nombre del modelo: Patek Philippe Grandmaster Chime
  • Caja: acero inoxidable, caja reversible con patrón de tachuelas guilloché, protegida contra la humedad y el polvo únicamente (no es resistente al agua).
  • Esfera: placas de esfera de oro macizo de 18 quilates. Lado del tiempo: oro rosa, números Breguet aplicados en oro, centro con patrón de tachuelas labrada a mano, inscripción «The Only One» en el sub-dial de alarma. Lado del calendario: ébano negro.
  • Calibre: Movimiento mecánico de cuerda manual. Calibre 300 GS AL 36-750 QIS FUS IRM. Indicador aislador de huelga. Indicador de segunda zona horaria día / noche. Día, fecha (en ambos diales), mes, ciclo de año bisiesto a mano. Visualización de año de cuatro dígitos en una apertura. Subesfera de 24 horas y minutos. Indicación de posición de la corona (R, A, H).
  • Pulsera: Piel de cocodrilo con escamas cuadradas, cosida a mano, negro brillante. Cierre desplegable.
  • Dimensiones: Diámetro: 47.7 mm / Espesor: 16.07 mm
  • Especificidades: La única y exclusiva campana Patek Philippe Grandmaster fabricada en acero inoxidable.

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter.

Fuente de la noticia: Expansión