Omega y James Bond

Omega y James Bond

En las películas del espía James Bond los relojes del agente secreto cobran, en la mayoría de las películas, una gran importancia. Disponen de todo tipo de gadget y sacan de mas de un apuro al pobre James.

Hoy en día asociamos los relojes de la marca Omega con el famoso espía. En concreto con los diferentes modelos del Omega Seamaster que ha usado en sus películas. Pero esto no fue siempre así. James Bond ha usado a lo largo de sus películas, relojes de la marca Rolex, Breitling, Seiko, Tag Heuer y finalmente la marca con la que identificamos a día de hoy a James Bond: Omega.

¿Pero como ha sido todo este proceso?

Ian Fleming, creador de las novelas de James Bond, fue un amante de los relojes de la marca Rolex, y esta pasión quedo reflejada en sus novelas donde el espía también utilizaba relojes de la marca Rolex. Aunque Rolex, nunca aprovecho demasiado el hecho de que en las películas James Bond usara relojes Rolex.

En estas primeras películas los relojes no adquieren mayor importancia, y el espía usa relojes de otras marcas como Breitling, aunque siempre vuelve a Rolex como reloj principal. Tanto es así que en varias películas ni se menciona ni se ven los relojes que usa el espía. Y es aquí, en la década de los setenta, cuando hace su aparición el agente Q para dotar a los relojes de Bond de los gadgets mas sorprendentes.

Sean Connery había dejado el papel en favor de un Roger Moore que, en la mayoría de sus películas utilizo relojes Seiko digitales. En la época de Moore los relojes comienzan a ganar un gran protagonismo debido a sus gadgets. Los relojes que usa James Bond pasan a tener gran repercusión y a generar muchas ventas.

Después de Roger Moore llego el momento para Timothy Dalton y los relojes vuelven a pasar a un segundo plano. Los relojes apenas tienen protagonismo y por algún motivo se deja de usar relojes de la marca Seiko. Por primera vez se usa un reloj de la marca Tag Heuer. Aunque solo fue en la primera película de Dalton, ya que para la siguiente vuelven a usar un Rolex Submariner.

Las películas de Dalton pasaron sin pena ni gloria, y en 1995 se renueva la ‘marca’ James Bond y las películas del espía vuelven al primer plano con la contratación de Pierce Brosnan.

Omega Seamaster

Omega Seamaster

Omega Seamaster

Y es aquí cuando Omega hace su aparición. Lindy Hemming, diseñadora de vestuario y ganadora del Oscar, fue la responsable de elegir el nuevo reloj.

Yo luché para que Bond usara un Omega porque quería cambiar a un reloj que sentía que era apropiado para que un comandante naval [británico] usara. Mi padre había estado en la RAF, pero era amable con los hombres de la Armada y recuerdo mucho a un niño que nos visitaba a menudo, y él siempre llevaba este Omega, algo que me fascinó. Su diseño inusualmente deportivo parecía estar construido para el propósito”

A partir de este momento, el Omega Seamaster pasa a ser el reloj oficial del espía Británico. Tanto es asi que tras el reboot de la saga y la contratación de Daniel Craig como James Bond, se continua con esta relación y los relojes James Bond adquieren una nueva dimensión.

Omega Seamaster James Bond 007

Omega Seamaster James Bond 007

A día de hoy, la identificación de la maca Omega con el espía Británico es tan fuerte que parece que James Bond siempre haya usado relojes Omega Seamaster.

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter.


El Omega Speedmaster fue el primer reloj en la luna, en la muñeca de los astronautas del Apolo 11.

Carrera espacial

Tras el vuelo espacial de Yuri Gagarin se desata una carrera espacial entre rusos y estadounidenses. Después de que fallaran algunos de los relojes que suben al espacio con los primeros astronautas del Programa Mercurio, la NASA busca un reloj que sea resistente para el Programa Gemini, en el que habría paseos espaciales o EVA. Dos ingenieros compraron cronógrafos de 5 prestigiosas firmas, que fueron sometidos sin conocimiento de sus fabricantes a durísimas pruebas de temperaturas extremas, vacío, humedad, golpes, aceleración, vibraciones y ruidos. Los test se completaron el 1 de marzo de 1965 y el único que superó las pruebas fue el Speedmaster, que fue adoptado por la NASA como «Reloj certificado oficialmente para todas las misiones tripuladas». Previamente a la certificación, dos astronautas, Walter M. Schirra y Gordon Cooper habían volado con un Speedmaster, tras ésta certificación, la primera tripulación en llevarlo fue el Gemini 3.

En la siguiente misión, Gemini IV, Edward White hace el primer paseo espacial estadounidense con el Omega fijado con un velcro a su traje espacial. Omega descubre el uso de sus relojes por parte de la NASA, y rebautiza al Speedmaster como «Speedmaster Professional«.

Omega Speedmaster profesional

Omega Speedmaster profesional

Apolo 11

Con la misión Apolo 11, el Speedmaster se convierte en el primer reloj llevado en la Luna, de la muñeca de Buzz AldrinNeil Armstrong tuvo que dejar el suyo en el módulo lunar por un fallo del reloj del LEM. El reloj ha sido conocido desde entonces como «Moonwatch» o «reloj lunar», y Omega ha promocionado el reloj como «El primero y único reloj en la Luna». En realidad no es exacto, dado que el astronauta David Scott del Apolo 15 llevó un reloj Waltham a título personal. A día de hoy, el Speedmaster de Armstrong se conserva en el Museo Nacional del Aire y el Espacio en Washington, sin embargo, el de Aldrin fue robado durante un traslado al museo Smithsonian.

Apolo 13

Durante la misión Apolo 13, el astronauta Jim Lovell cronometró con el Speedmaster los 14 segundos de ignición de los motores secundarios para efectuar manualmente la reentrada en la atmósfera terrestre, debido a que el ordenador de a bordo estaba apagado para ahorrar energía. La NASA premió a Omega por el papel desempeñado en la misión con el Premio Snoopy.

Otro hito espacial ocurrió durante el Proyecto de pruebas Apolo-Soyuz. No sólo los astronautas estadounidenses, sino también los cosmonautas soviéticos llevaron el Speedmaster. Los cosmonautas rusos habían llevado hasta entonces relojes Poljot de fabricación rusa, modelos Sturmanskie y Strela.

El Omega Speedmaster fue nuevamente certificado por NASA en 1972 y en 1978. Aunque otros relojes pueden ser usados en el transbordador espacial de la NASA, el único reloj autorizado para Actividad extravehicular sigue siendo el Omega Speedmaster.

Versiones especiales

Las versiones especiales que fabrica Omega de éste reloj son bastante apreciadas por coleccionistas. Periódicamente saca versiones conmemorativas del aniversario de la llegada del hombre a la Luna, la última, 40 aniversario en 2009; pero también ha sacado versiones específicas para Japón. Versiones conmemorativas del 50 aniversario del Speedmaster. Las conocidas como Speedmaster Missions conmemorativas de diversas misiones Gemini o Apolo en las que ha sido utilizado el reloj. E incluso una con un Snoopy de 2003 que conmemora el premio Snoopy que la NASA otorga a las personas y empresas que han sido especialmente relevantes para el programa, y que recibió Omega al ser utilizado el Speedmaster en un momento crítico de la dramática misión Apolo 13. La NASA no otorgó dicho premio a ningún otro fabricante o modelo presente en la nave.

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter.