La mayoría de la gente, cuando hablamos de relojes de lujo o de relojes de alta gama, automáticamente piensa en Rolex, Omega o Patek Philippe. Pero hay muchas buenas marcas relojeras que son desconocidas para la gran mayoría. Marcas que fabrican relojes de una tremenda calidad, y que, si tuvieran el renombre de otras, sus modelos serian altamente demandados y cotizados.

Por este motivo, desde WatchesNorte os vamos a traer una serie de artículos hablando de estas marcas de relojes, desde las más conocidas a las menos conocidas.

Hoy os vamos a hablar de… TUDOR

Fundación

En 1926, el fundador de Rolex, Hans Wilsdorf, registra la marca Tudor por primera vez. No es hasta 1946 cuando funda la empresa Montres Tudor S.A, con sede en Ginebra. El objetivo de Hans Wilsdorf era crear una marca que pudiera ofrecer la calidad y el prestigio logrado con Rolex, pero a un precio mas reducido. Wilsdorf escoge el nombre como homenaje a la dinastía Tudor de Inglaterra.

La casa Tudor gobernó el reino de Inglaterra desde 1485 hasta 1603. Su emblema es una rosa que combinaba la rosa roja de los Lancaster con la blanca de los York, ambos antepasados de Enrique VII, primer rey de la dinastía de los Tudor. Esta rosa será utilizada por Montres Tudor S.A. en diferentes modelos de relojes a lo largo de su historia. Al principio como logotipo, dentro de un escudo. Posteriormente el escudo permanece como logotipo hasta el día de hoy, y la rosa de la Casa Tudor se reserva para la corona de los relojes Tudor.

Historia

Originalmente los relojes Tudor utilizaban movimientos estándar, pero estuches y brazaletes de la calidad de Rolex. De esta manera lograban ofrecer la fiabilidad y confianza de Rolex, pero a un precio mas bajo.

En la década de los 40, incorporan la caja a prueba de agua Oyster de Rolex a sus relojes.

En el año 1952 lanzan su primer modelo automático, el ‘Prince’, que utilizaba un mecanismo de cuerda automática de Rolex. Aquel mismo año 26 relojes Tudor ‘Princes’ fueron usados en la expedición británica a Groenlandia.

Gracias a la caja Oyster y a la cuerda automática de Rolex, Tudor dio un paso adelante y comenzó a producir relojes como reloj de trabajo.

La propia Armada francesa participó en la investigación de campo de un reloj de buceo Tudor. El Oyster Prince Submariner se lanzó en 1954 y era resistente al agua hasta 100 metros. Llegaría hasta los 200 metros en el modelo del año 1958.

Desde la década de los 60 hasta mediados de los 80, los relojes se suministraron a la Armada Francesa a granel, sin brazaletes, de modo que todos se llevaban con correas de fabricación militar.

En 1964, Tudor también comenzó a producir un Oyster Prince Submariner específicamente para la Marina de los Estados Unidos.

En tan solo un par de décadas la marca hermana de Rolex se había asentado en el mercado como un reloj de gran calidad y fiabilidad.

En 1970 lanzan el Oysterdate, su primer cronógrafo.

Tudor Black Bay Fifty-Eight 'Navy Blue'

Tudor Black Bay Fifty-Eight ‘Navy Blue’

Tudor hoy en día

En el año 2009 Tudor se reinventa y comienza a relanzar la marca con nuevas colecciones de relojes, bajo el lema “Diseñado para el rendimiento. Diseñado para la elegancia”.

  • 2010 – Lanzan el Heritage Chrono, inspirado en el “Montecarlo” de la década de los 70.
  • 2011 – Lanzan el Heritage Advisor, el cronógrafo Fastrider y la colección Clair de Rose para mujeres
  • 2012 – Lanzan el Heritage Black Bay, una reinterpretación de los primeros modelos Tudor Submariner, y el reloj de buceo Pelagos, con una caja de titanio por primera vez en el Grupo Rolex. Además, es resistente al agua hasta una profundidad de 500 metros.
  • 2014 – Lanzan el Ranger, un reloj de estilo militar similar a un modelo de 1967.
  • 2015 – Lanzan el North Flag, en homenaje a la expedición británica al norte de Groenlandia en 1952, que fue un momento clave en la historia de Tudor. Este reloj fue el primero en equipar un movimiento interno, el calibre MT5621. A lo largo de los próximos 2 años Tudor equiparía todos sus relojes con movimientos de fabricación propia.
  • 2018 – Lanza el Heritage Black Bay GMT. Primer Black Bay en tener función GMT. Este Black Bay GMT tiene un bisel azul y rojo, al estilo de los Rolex GMT Master ‘Pepsi’.

Aquí podeis encontrar algunos relojes Tudor a la venta.

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram, Twitter y You tube


La mayoría de la gente, cuando hablamos de relojes de lujo o de relojes de alta gama, automáticamente piensa en Rolex, Omega o Patek Philippe. Pero hay muchas buenas marcas relojeras que son desconocidas para la gran mayoría. Marcas que fabrican relojes de una tremenda calidad, y que, si tuvieran el renombre de otras, sus modelos serian altamente demandados y cotizados.

Por este motivo, desde WatchesNorte os vamos a traer una serie de artículos hablando de estas marcas de relojes, desde las más conocidas a las menos conocidas.

Hoy os vamos a hablar de…  ORIS.

Historia

Oris fue fundada por Paul Cattin y Georges Christian en la ciudad suiza de Hölstein. Compraron la fábrica de relojes Lohner & Co, recientemente cerrada, y el 1 de junio de 1904 los dos hombres firmaron un contrato con el alcalde local. Llamaron a su nueva compañía de relojes Oris por un arroyo cercano y comenzaron la fabricación industrial de relojes de bolsillo. En su año de fundación, Oris empleó a 67 personas.

En 1906, la firma abrió una planta de ensamblaje y una segunda fábrica en la cercana ciudad de Holderbank. Le siguió otra fábrica en Como en 1908. En 1911, Oris se había convertido en el mayor empleador de Hölstein, con más de 300 trabajadores. Para atraer a más relojeros, construyó casas y apartamentos para su personal, y se expandió de modo que en 1929 tenía fábricas adicionales en Courgenay (1916), Herbetswil (1925) y Ziefen (1925).

Los primeros relojes de pulsera Oris

Con la apertura de la fábrica de Ziefen y la planta de galvanoplastia en Herbetswil, Oris amplió su gama de productos. La empresa comenzó a colocar hebillas de brazalete en sus relojes de bolsillo, transformándolos así en relojes de pulsera completos.

Tras la muerte de Georges Christian en 1927, Jacques-David LeCoultre se convirtió en presidente del Consejo de Administración. Un año antes, Oscar Herzog, el cuñado de Christian, había asumido el cargo de Director General en 1928, cargo que ocupó durante 43 años.

Despertadores

En 1936, Oris abrió su propia fábrica de esferas en Biel / Bienne. En ese momento, la empresa producía casi todos los elementos de sus relojes y productos de relojería internamente. Oris presentó su reloj de piloto exclusivo en 1938, el llamado Gran Corona (Big Crown). La colección toma su nombre de la corona de gran tamaño del reloj, que se utiliza como ayuda para los pilotos que ajustan sus relojes con guantes de cuero. Todavía hoy se producen variaciones de este reloj.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la red de distribución de Oris más allá de Suiza se redujo significativamente. Para mantener vivo el negocio, la empresa fabrico despertadores.

El estatuto de la relojería suiza

El 12 de marzo de 1934, el gobierno suizo introdujo el llamado “Estatuto de la Vigilancia”. Esta peculiar ley diseñada para proteger y regular la industria, impidió que las empresas relojeras introdujeran nuevas tecnologías sin permiso. Para Oris, el estatuto resultó ser un obstáculo, ya que, hasta ese momento, Oris había estado utilizando movimientos de escape de palanca de pasador (escape de Roskopf), que eran menos precisos que los escapes de palanca utilizados por algunos de los competidores de Oris, que habían adoptado dicha tecnología antes de que se aprobara la ley.

Oris lucho en los tribunales durante más de 10 años, y finalmente el estatuto se liberalizó gradualmente, hasta su abolición en 1971.

La crisis del cuarzo

A fines de la década de 1960, el 44% de todos los relojes vendidos en todo el mundo se fabricaban en Suiza. Oris empleaba a 800 personas y producía 1.2 millones de relojes al año, lo que lo convertía en una de las 10 empresas relojeras más grandes del mundo. La empresa desarrolló sus propias herramientas y maquinaria, e incluso llevó a cabo un programa de aprendizaje, formando a 40 ingenieros y relojeros cada año.

Pero luego llegó el punto de inflexión. En la década de 1970 y principios de la de 1980, los relojes de cuarzo de Asia ganaron una enorme participación de mercado. La llamada “Crisis del cuarzo” supuso el fin de unas 900 empresas relojeras en Suiza y el desempleo de dos tercios de los empleados de la industria relojera. La cuota de mercado de los fabricantes suizos se redujo al 13% en todo el mundo.

En 1970, Oris renunció a su independencia y pasó a formar parte de Allgemeine Schweizer Uhrenindustrie AG (ASUAG), el predecesor del Swatch Group. Oris comenzó a fabricar también relojes de cuarzo, pero esto no devolvió el éxito. A principios de la década de 1980, Oris empleaba solo a unas pocas docenas de personas. En 1981, se abandonó la producción de sus propios movimientos.

Nuevos comienzos

Como muchos otros fabricantes de relojes suizos a principios de la década de 1980, Oris estaba al borde del cierre. El director gerente, el Dr. Rolf Portmann, que jugó un papel decisivo en la revocación del Estatuto de la Guardia, y el director de marketing Ulrich W. Herzog se hicieron cargo del resto de la empresa en 1982 como parte de una compra por parte de la dirección. Poco después, la recién formada e independiente Oris SA decidió abandonar el cuarzo y producir exclusivamente relojes mecánicos en el segmento de precio medio. Oris fabricó su último reloj de cuarzo a principios de la década de 1990.

Desarrollos recientes

Desde el cambio de milenio, la empresa se ha concentrado en los mundos del buceo, la cultura, la aviación y los deportes de motor. Desde 2002, Red Rotor ha servido como marca registrada y característica distintiva de Oris.

  • En 2004, se desarrolló el sistema Quick Lock Crown, que solo requiere un solo giro en el sentido de las agujas del reloj de 120 grados para asegurarlo en su lugar.
  • En 2009, Oris introdujo el Sistema de seguridad de rotación, un dispositivo que bloquea el bisel giratorio unidireccional de un reloj de buceo en su lugar, evitando ajustes accidentales bajo el agua.
  • Oris patentó el medidor de profundidad Oris Aquis, su primer medidor de profundidad mecánico, en 2013. Permite que el agua ingrese a un canal a través de un pequeño orificio a las 12 en punto. El agua ingresa al pozo bajo presión, creando una marca de agua que corresponde a un medidor de profundidad.
  • En 2014, Oris celebró 110 años de relojería con su primer calibre desarrollado internamente en 35 años. El calibre 110 era un movimiento de cuerda manual que contaba con una reserva de marcha de 10 días y un indicador de reserva de marcha no lineal patentado.

En WatchesNorte disponemos de este fantástico ORIS Divers Sixty-Five Chronograph.

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram, Twitter y You tube


La mayoría de la gente, cuando hablamos de relojes de lujo o de relojes de alta gama, automáticamente piensa en Rolex, Omega o Patek Philippe. Pero hay muchas buenas marcas relojeras que son desconocidas para la gran mayoría. Marcas que fabrican relojes de una tremenda calidad, y que, si tuvieran el renombre de otras, sus modelos serian altamente demandados y cotizados.

Por este motivo, desde WatchesNorte os vamos a traer una serie de artículos hablando de estas marcas de relojes, desde las más conocidas a las menos conocidas.

Hoy os vamos a hablar de…  Wakmann Watch Company.

Historia

Icko Wakmann, de ascendencia judía, nació en 1895 en Rusia. En 1943 fundo su empresa de relojera en Portugal, representando a varias marcas de relojes europeas de alta gama.

Estando en plena Segunda Guerra Mundial, muchas empresas de relojes estadounidenses quedaron en tuvieron que adaptarse a la situación. Su producción cambió a productos para el ejército, por necesidades de la guerra, mientras que los fabricantes de relojes suizos seguían produciendo relojes. Como resultado, el gobierno de los Estados Unidos decidió apoyar a la industria relojera estadounidense. Se creo la Ley de Importación de Relojes Suizos, y el Departamento de Comercio de EE. UU. Comenzaron a imponer tasas de aduana a los relojes alta gama de importación suiza.

El Sr. Wakmann se dio cuenta de que esta era la oportunidad que buscaba para pasar a crear su propia marca de relojes, por lo que decidió emigra a Estados Unidos.

Ejército de EEUU

Wakmann fue nombrado productor y repartidor oficial de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. Este nombramiento fue un reconocimiento a la excelente calidad de los relojes Wakmann. Wakmann comenzó a desarrollar instrumentos de cronometraje profesionales para la industria de la aviación, como relojes de cabina para aviones militares y comerciales, y relojes de pulsera profesionales para pilotos.

Asociación con Breitling

En 1947 se convirtió en el socio importador oficial de Breitling en Estados Unidos. Wakmann recibiría relojes Breitling sin ensamblar para ensamblar y vender en los Estados Unidos. También venderían relojes Wakmann, hechos en parte o en su mayoría con piezas Breitling.

Crearon Breitling Watch Corporation of America en Nueva York, una empresa conjunta entre Wakmann Watch Company y el fabricante suizo de relojes de aviación Breitling Watch Company.

Esta relación continuó hasta la década de 1980.

Hoy en día, una empresa moderna llamada Wakmann mantiene vivo el nombre y produce relojes de fabricación suiza que se centran en el uso de iluminación con tritio. Los relojes Wakmann aparecen en el mercado vintage aquí y allá, y aunque la marca es conocida por algunos relojes de triple calendario muy bonitos, tiene un catálogo variado.

 

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram, Twitter y You tube.


La mayoría de la gente, cuando hablamos de relojes de lujo o de relojes de alta gama, automáticamente piensa en Rolex, Omega o Patek Philippe. Pero hay muchas buenas marcas relojeras que son desconocidas para la gran mayoría. Marcas que fabrican relojes de una tremenda calidad, y que, si tuvieran el renombre de otras, sus modelos serian altamente demandados y cotizados.

Por este motivo, desde WatchesNorte os vamos a traer una serie de artículos hablando de estas marcas de relojes, desde las más conocidas a las menos conocidas.

Hoy os vamos a hablar de…  Rebellion Timepieces

La marca Rebellion Timepieces nace en el año 2008 de la mano de su CEO Steve Clerici. Rebellion tiene su sede en Lonay, en el cantón de Vaud, en medio de Suiza.

Después de haber trabajado en la industria de la relojería durante muchos años, en 2008 decide asociarse con un amigo de toda la vida que compartía sus mismas pasiones: Los relojes y los coches.  La idea desde el principio era crear relojes únicos, no conformistas. Productos extremadamente exclusivos, con un claro nicho de mercado fijado en coleccionistas y gente con un poder adquisitivo alto. Según las propias palabras de Steve Clereci: “Aunque somos jóvenes, queremos crear una marca que perdure”.

Rebellion tiene un carácter fuertemente marcado por el mundo de la velocidad. Tanto es así que cuentan con su propia marca de competición automovilística, Rebellion Racing Team, que compite en carreras de resistencia. Fundada en el 2010, tan solo un año mas tarde ganaron el titulo por equipos de la Le Mans Series en la categoría LMP1.

Rebellion empezó a hacerse un nombre en la feria BaselWorld 2010 al presentar el modelo Rebellion T-1000. Un reloj impresionante con una reserva de marcha de 1.000 horas.

En palabras de su CEO, “las cosas al principio no fueron del todo bien”. Pero incorporaron a reconocidos expertos en el diseño, y en el desarrollo de movimientos complicados. Gracias a estas incorporaciones, Rebellion ha destacado en los últimos años creando modelos de relojes altamente sofisticados que incluyen un regulador asombroso, un potente tourbillon o el cronógrafo Predator por ejemplo. Gracias a esto Rebellion ha encontrado su sitio en el mundo de la relojería de alta gama.

Desde su creación, Rebellion a realizado colaboraciones con distintos grupos automovilísticos y relojeros para crear relojes realmente únicos y complicados. Algunos de los modelos de relojes más icónicos de la marca serian:

Rebellion T-1000

Un reloj fabricado para el rendimiento, el T-1000 es un tributo apropiado a las carreras de coches. Su chasis está mecanizado con precisión en un solo bloque de titanio. Las originales y elegantes curvas de su carrocería revelan por completo el motor de élite a través del cristal de zafiro. Con un revolucionario sistema de distribución de energía patentado, el T-1000 emplea una reserva de marcha de 1.000 horas.

Esta es una edición especial limitada de tan solo 10 piezas.

Rebellion T-1000

Rebellion T-1000

Rebellion Wep One

Libre de las restricciones tradicionales de forma y uso, el reloj más nuevo de Rebellion, el WEAP-ONE, literalmente rompe el molde. Esta obra de arte mecánica, que se lleva en el cuerpo o se muestra en un tablero, no está inhibida por las reglas existentes. Suspendido entre los rodillos de las horas y los minutos, un tourbillon volante asimétrico de 60 segundos gira en varios ejes. Esta característica novedosa e innovadora permite que el tourbillon desafíe la atracción gravitacional de la tierra desde todos los lados. Completado con dos tuercas de rueda, esta magnífica pieza es verdaderamente revolucionaria y única.

Esta es una edición especial limitada de tan solo 10 piezas.

Rebellion Weap One

Rebellion Weap One

Rebellion Predator 2.0 Tourbillon

La precisión y la complejidad son el corazón de este movimiento desarrollado exclusivamente para Rebellion Timepieces por Telos Watch. Las perturbaciones causadas por la atracción gravitacional de la Tierra son compensadas por el tourbillon, que se muestra a las 6 en punto. Las horas y los minutos se indican mediante dos contadores separados, mientras que la aguja grande apunta a los segundos. En cuanto al mecanismo automático, puede alcanzar una asombrosa reserva de marcha de 60 horas.

Esta es una edición especial limitada de tan solo 30 piezas. Y en WatchesNorte nos hemos hecho con uno. Podéis ver el reloj a la venta en nuestra web o en la web de Chrono 24 donde somos Trusted Sellers.

Rebellion Predator 2.0 Tourbillon

Rebellion Predator 2.0 Tourbillon (version de oro)

Rebellion Wraith Drive

Un cronógrafo intensamente impresionante inspirado en los deportes de motor, el Wraith Drive afirma sin vergüenza que ambiciona la victoria. Su mismo ADN está incorporado en cada detalle. Miembro del equipo de carreras Rebellion, el Wraith Drive está dotado de una resistencia ejemplar: 48 horas de autonomía.

Esta es una edición especial limitada de tan solo 100 piezas.

Rebellion Wraith

Rebellion Wraith

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter.