ORIS – WatchesNorte Brand Series

No comments yet

Oris

La mayoría de la gente, cuando hablamos de relojes de lujo o de relojes de alta gama, automáticamente piensa en Rolex, Omega o Patek Philippe. Pero hay muchas buenas marcas relojeras que son desconocidas para la gran mayoría. Marcas que fabrican relojes de una tremenda calidad, y que, si tuvieran el renombre de otras, sus modelos serian altamente demandados y cotizados.

Por este motivo, desde WatchesNorte os vamos a traer una serie de artículos hablando de estas marcas de relojes, desde las más conocidas a las menos conocidas.

Hoy os vamos a hablar de…  ORIS.

Historia

Oris fue fundada por Paul Cattin y Georges Christian en la ciudad suiza de Hölstein. Compraron la fábrica de relojes Lohner & Co, recientemente cerrada, y el 1 de junio de 1904 los dos hombres firmaron un contrato con el alcalde local. Llamaron a su nueva compañía de relojes Oris por un arroyo cercano y comenzaron la fabricación industrial de relojes de bolsillo. En su año de fundación, Oris empleó a 67 personas.

En 1906, la firma abrió una planta de ensamblaje y una segunda fábrica en la cercana ciudad de Holderbank. Le siguió otra fábrica en Como en 1908. En 1911, Oris se había convertido en el mayor empleador de Hölstein, con más de 300 trabajadores. Para atraer a más relojeros, construyó casas y apartamentos para su personal, y se expandió de modo que en 1929 tenía fábricas adicionales en Courgenay (1916), Herbetswil (1925) y Ziefen (1925).

Los primeros relojes de pulsera Oris

Con la apertura de la fábrica de Ziefen y la planta de galvanoplastia en Herbetswil, Oris amplió su gama de productos. La empresa comenzó a colocar hebillas de brazalete en sus relojes de bolsillo, transformándolos así en relojes de pulsera completos.

Tras la muerte de Georges Christian en 1927, Jacques-David LeCoultre se convirtió en presidente del Consejo de Administración. Un año antes, Oscar Herzog, el cuñado de Christian, había asumido el cargo de Director General en 1928, cargo que ocupó durante 43 años.

Despertadores

En 1936, Oris abrió su propia fábrica de esferas en Biel / Bienne. En ese momento, la empresa producía casi todos los elementos de sus relojes y productos de relojería internamente. Oris presentó su reloj de piloto exclusivo en 1938, el llamado Gran Corona (Big Crown). La colección toma su nombre de la corona de gran tamaño del reloj, que se utiliza como ayuda para los pilotos que ajustan sus relojes con guantes de cuero. Todavía hoy se producen variaciones de este reloj.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la red de distribución de Oris más allá de Suiza se redujo significativamente. Para mantener vivo el negocio, la empresa fabrico despertadores.

El estatuto de la relojería suiza

El 12 de marzo de 1934, el gobierno suizo introdujo el llamado “Estatuto de la Vigilancia”. Esta peculiar ley diseñada para proteger y regular la industria, impidió que las empresas relojeras introdujeran nuevas tecnologías sin permiso. Para Oris, el estatuto resultó ser un obstáculo, ya que, hasta ese momento, Oris había estado utilizando movimientos de escape de palanca de pasador (escape de Roskopf), que eran menos precisos que los escapes de palanca utilizados por algunos de los competidores de Oris, que habían adoptado dicha tecnología antes de que se aprobara la ley.

Oris lucho en los tribunales durante más de 10 años, y finalmente el estatuto se liberalizó gradualmente, hasta su abolición en 1971.

La crisis del cuarzo

A fines de la década de 1960, el 44% de todos los relojes vendidos en todo el mundo se fabricaban en Suiza. Oris empleaba a 800 personas y producía 1.2 millones de relojes al año, lo que lo convertía en una de las 10 empresas relojeras más grandes del mundo. La empresa desarrolló sus propias herramientas y maquinaria, e incluso llevó a cabo un programa de aprendizaje, formando a 40 ingenieros y relojeros cada año.

Pero luego llegó el punto de inflexión. En la década de 1970 y principios de la de 1980, los relojes de cuarzo de Asia ganaron una enorme participación de mercado. La llamada “Crisis del cuarzo” supuso el fin de unas 900 empresas relojeras en Suiza y el desempleo de dos tercios de los empleados de la industria relojera. La cuota de mercado de los fabricantes suizos se redujo al 13% en todo el mundo.

En 1970, Oris renunció a su independencia y pasó a formar parte de Allgemeine Schweizer Uhrenindustrie AG (ASUAG), el predecesor del Swatch Group. Oris comenzó a fabricar también relojes de cuarzo, pero esto no devolvió el éxito. A principios de la década de 1980, Oris empleaba solo a unas pocas docenas de personas. En 1981, se abandonó la producción de sus propios movimientos.

Nuevos comienzos

Como muchos otros fabricantes de relojes suizos a principios de la década de 1980, Oris estaba al borde del cierre. El director gerente, el Dr. Rolf Portmann, que jugó un papel decisivo en la revocación del Estatuto de la Guardia, y el director de marketing Ulrich W. Herzog se hicieron cargo del resto de la empresa en 1982 como parte de una compra por parte de la dirección. Poco después, la recién formada e independiente Oris SA decidió abandonar el cuarzo y producir exclusivamente relojes mecánicos en el segmento de precio medio. Oris fabricó su último reloj de cuarzo a principios de la década de 1990.

Desarrollos recientes

Desde el cambio de milenio, la empresa se ha concentrado en los mundos del buceo, la cultura, la aviación y los deportes de motor. Desde 2002, Red Rotor ha servido como marca registrada y característica distintiva de Oris.

  • En 2004, se desarrolló el sistema Quick Lock Crown, que solo requiere un solo giro en el sentido de las agujas del reloj de 120 grados para asegurarlo en su lugar.
  • En 2009, Oris introdujo el Sistema de seguridad de rotación, un dispositivo que bloquea el bisel giratorio unidireccional de un reloj de buceo en su lugar, evitando ajustes accidentales bajo el agua.
  • Oris patentó el medidor de profundidad Oris Aquis, su primer medidor de profundidad mecánico, en 2013. Permite que el agua ingrese a un canal a través de un pequeño orificio a las 12 en punto. El agua ingresa al pozo bajo presión, creando una marca de agua que corresponde a un medidor de profundidad.
  • En 2014, Oris celebró 110 años de relojería con su primer calibre desarrollado internamente en 35 años. El calibre 110 era un movimiento de cuerda manual que contaba con una reserva de marcha de 10 días y un indicador de reserva de marcha no lineal patentado.

En WatchesNorte disponemos de este fantástico ORIS Divers Sixty-Five Chronograph.

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram, Twitter y You tube


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.