Antes de contestar ha como saber si un Rolex es original, pongámonos en contexto. Vivimos en un mundo cada vez más ‘conectado’. Las compras online han pasado de ser algo puntual y raro en nuestro día a día, a ser algo más que habitual. Le hemos perdido el miedo a comprar online y cada vez nos atrevemos a comprar cosas más caras, objetos que hace unos cuantos años atrás ni se nos hubiera pasado por la cabeza.

Al realizar un pedido online no podemos ver ni tocar el objeto en concreto que queremos comprar. Cuando se trata de objetos cotidianos o de un coste bajo, no nos lo pensamos dos veces. Pero, que pasa a la hora de comprar algo como un reloj de alta gama, ¿por ejemplo un reloj Rolex?

El ir a una joyería / relojería que es distribuidor oficial de Rolex nos da una garantía y confianza difícilmente equiparable a la hora de comprar online. Lógicamente antes de aventurarnos a realizar una compra de semejante valor, hay que informarse bien. Mirar la opinión de otros compradores, si es una web conocida, si es una web con certificados oficiales de compra segura /confianza online, etc. Este aspecto es precisamente uno de los grandes motivos del éxito de la web de Chrono 24, donde todos los vendedores tienen que cumplir ciertos requisitos, hay un seguro para las transacciones, protección para los clientes, etc.

Distribuidores como nosotros, WatchesNorte, siempre estamos buscando la manera de mejorar nuestros servicios y añadir todas las garantías posibles para que nuestros clientes se sientan más seguros y facilitarles las cosas. Por eso a pesar de contar con nuestra propia tienda online, también somos Trusted Seller en Chrono 24, donde somos el primer distribuidor en confianza a nivel Español.

Falsificaciones y replicas

Como clientes, y más con los tiempos que corren con las réplicas que llegan desde países asiáticos (ya no es solo China), siempre tenemos esa duda, ese miedo, ¿y si me estafan?

Las falsificaciones han existido siempre en el mundo de la relojería de alta gama y los relojes de lujo. No hace falta ser un gran experto para poder diferenciar un Rolex original de una copia barata. El primer indicador será el precio. No vas a encontrar un Rolex nuevo que cueste menos de unos cuantos miles de euros. Las copias ‘baratas’ no suelen exceder los 100 o 200€.

Estas falsificaciones son fáciles de identificar.

Por ejemplo:

  • Rolex no fabrica relojes con el fondo de la caja acristalada con el movimiento a la vista. Aunque existe alguna edición especial limitada antigua, son excepciones muy puntuales. Si nuestro Rolex lo lleva, sabremos que es falso.
  • La mayoría de los modelos de Rolex llevan cristal de zafiro. Si el modelo que hemos adquirido lleva un cristal de zafiro, podemos hacer la prueba de tratar de rallarlo. Si se ralla sabemos que es falso. El zafiro solo puede ser rallado por un diamante.
  • Si hay aluminio o plásticos en alguna parte del reloj sabremos que es falso. Rolex no trabaja con estos materiales.
  • El segundero de los Rolex se mueve de manera fluida, uniforme y constante. Si el segundero avanza a trompicones o con el típico movimiento de ‘tic tac’, o si escuchamos directamente el ‘tic tac’, sabremos que es un Rolex falso.
  • El peso es otro factor clave. Si nuestro supuesto Rolex es un reloj liviano, sabremos que es falso. Rolex solo trabaja con metales y cristales pesado, por lo que el resultado siempre es un reloj que tiene cierto peso.
  • La maquinaria interna. Hay replicas que externamente pueden parecer auténticos, pero, el movimiento del reloj, el calibre, suele ser una copia barata.

Pero hoy en día existen replicas tan fieles que su coste asciende por encima de los 1.000€. Aquí ya no estamos hablando de falsificaciones, si no de replicas casi al 100%. No solo están fabricados con los mismos metales y cristal de zafiro, si no que copian casi a la perfección todos los detalles y logotipos. Con las falsificaciones baratas abrir el reloj no falla. Encontraremos un movimiento falso, muchas veces ni siquiera será un reloj mecánico. Pero estas replicas ‘profesionales’ han llegado incluso a realizar copias de los movimientos, usando los mismos materiales y técnicas, hasta el punto de que son tan precisas como las del reloj original.

En estos casos hace falta tener en la mano la versión original del reloj para poder comparar uno a uno cada detalle del reloj para ver las diferencias entre la réplica y el original. Usando lupas de gran aumento empezaremos a ver pequeños detalles, como que las letras o dígitos en el dial no son tan finas y bien rematadas en las réplicas. Pero aparte de estos detalles, no hay manera de diferenciar la réplica del original, salvo que se sea un experto.

Encontrareis muchos videos en You Tube comparando un Rolex original de una réplica ‘profesional’. En WatchesNorte nos planteamos adquirir una réplica de estas para poder ilustrar nuestro articulo y poder enseñar las diferencias, pero nos negamos a contribuir a este mercado de falsificaciones y a que una réplica entre en nuestras oficinas. La confianza de nuestros clientes es algo sagrado para nosotros.

En conclusión, ¿Cómo saber si nuestro Rolex es original? Confiar en distribuidores serios sería la primera recomendación. Pero si tras las recomendaciones y pistas que os hemos dado, aun tenéis dudas, llevad el reloj a servicio a una casa oficial os sacaran de dudas.

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram, Twitter y You tube


Snoopy y la NASA

Snoopy ha estado relacionado con la NASA desde finales de la década de 1950, mucho antes de que el hombre llegara a la luna. El creador de la tira comica, Charles Schulz era un fanático de la carrera espacial y de la NASA, y frecuentemente utilizaba temas de exploración espacial a sus tiras cómicas. De esta manera comenzó una relación con la NASA, a la que Schulz dio permiso para usar a sus personajes sin beneficio para él, a condición de que fuera el quien creara todas las ilustraciones de Snoopy que requiriera la NASA.

Hay mucha relación entre Snoopy y la NASA desde entonces. El Apolo 10 se lanzo en 1969, como ensayo general del Apolo 11 que debía aterrizar en la luna. Llevaban un modulo lunar al que la tripulación apodo Snoopy, y un modulo de comando al que llamaron Charlie Brown.

Snoopy siempre ha estado relacionado a la seguridad en la NASA, y por eso en 1968 la NASA creo el Silver Snoopy, un premio que se otorga a los que han contribuido significativamente al programa de vuelos espaciales tripulados, para garantizar la seguridad del vuelo y el éxito de la misión. Estos premios se dan a empleados y contratistas. El premio consiste en un pin de solapa de un Snoopy de plata. Todos los pines que se entregan como premio han estado en el espacio.

Omega Silver Snoopy 50 Aniversario

Omega Silver Snoopy 50 Aniversario

1970 la misión del Apolo 13 tuvo graves problemas y perdieron gran parte de la instrumentación. Los astronautas se sirvieron de un Omega Speedmaster para medir con total exactitud el tiempo de encendido de los motores para realizar una complicada maniobra que los trajo de vuelta a casa.

El 5 de octubre de 1970 Omega fue galardonado con un Silver Snoopy, en reconocimiento a su labor en la misión de rescate.

Han pasado 50 años desde aquel 5 de octubre de 1970. Y la gente de Omega ha pensado que esta era la fecha indicada para sacar su nuevo reloj Omega Speedmaster Silver Snoopy 50 aniversario.

Omega Speedmaster Silver Snoopy 50 aniversario.

Es el 3º reloj que fabrica Omega con Snoopy como protagonista. El primero vio la luz en el año 2003 y el 2º en el 2015. Ambos salieron en edición limitada, con 5.411 y 1.970 piezas respectivamente. Lógicamente fue difícil hacerse con una unidad y por eso son relojes cotizados en el mercado de segunda mano, superando ampliamente su P.V.P, sobre todo la 2º versión del año 2015.

Esta vez Omega a decidido que esta versión 50 aniversario del premio Silver Snoopy no sea una edición limitada, por lo que, problemas de stock aparte, todo el que quiera y no tenga prisa, podrá hacerse con uno a partir de noviembre a cambio de 9.600€. Eso sí, tendrá que ser en algún distribuidor oficial, ya que el reloj no se venderá online.

Omega Silver Snoopy 50 Aniversario

Omega Silver Snoopy 50 Aniversario

Características

Ya conocemos la historia detrás de este reloj, pero, ¿cómo es este Omega Speedmaster Silver Snoopy? Pues es un Speedmaster con caja de acero inoxidable de 42mm con la esfera blanca y 3 contadores en azul. Tiene un bisel cerámico azul con la anotación del taquímetro, y con Snoopy en su traje espacial de fondo en uno de los contadores.

En el fondo de la caja, Snoopy aparece en su módulo de mando. Cuando se usa el segundero del cronógrafo, Snoopy realiza un viaje alrededor del lado opuesto de la luna. También hay una imagen de la Tierra, que gira una vez por minuto en sincronía con el segundero del reloj. Cuando Snoopy aparece de detrás de la luna se puede leer la inscripción: “Eyes on the stars”, es decir, con la mirada en las estrellas.

El reloj lleva el calibre 3861, la actualización más reciente del movimiento Moonwatch.

La correa incorpora un troquel del viaje del Apolo 13, con el momento en el que tuvieron que encender los motores a ciegas, utilizando solamente la posición relativa de la tierra a través de la ventanilla del modulo lunar y con un Omega Speedmaster para controlar el tiempo de encendido.

Omega ha creado sin duda uno de los relojes mas bonitos de su historia con este Omega Speedmaster Silver Snoopy. Una edición increíble lleno de detalles, y como siempre en Omega, con un packaging espectacular.

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram, Twitter y You tube


La mayoría de la gente, cuando hablamos de relojes de lujo o de relojes de alta gama, automáticamente piensa en Rolex, Omega o Patek Philippe. Pero hay muchas buenas marcas relojeras que son desconocidas para la gran mayoría. Marcas que fabrican relojes de una tremenda calidad, y que, si tuvieran el renombre de otras, sus modelos serian altamente demandados y cotizados.

Por este motivo, desde WatchesNorte os vamos a traer una serie de artículos hablando de estas marcas de relojes, desde las más conocidas a las menos conocidas.

Hoy os vamos a hablar de…  ORIS.

Historia

Oris fue fundada por Paul Cattin y Georges Christian en la ciudad suiza de Hölstein. Compraron la fábrica de relojes Lohner & Co, recientemente cerrada, y el 1 de junio de 1904 los dos hombres firmaron un contrato con el alcalde local. Llamaron a su nueva compañía de relojes Oris por un arroyo cercano y comenzaron la fabricación industrial de relojes de bolsillo. En su año de fundación, Oris empleó a 67 personas.

En 1906, la firma abrió una planta de ensamblaje y una segunda fábrica en la cercana ciudad de Holderbank. Le siguió otra fábrica en Como en 1908. En 1911, Oris se había convertido en el mayor empleador de Hölstein, con más de 300 trabajadores. Para atraer a más relojeros, construyó casas y apartamentos para su personal, y se expandió de modo que en 1929 tenía fábricas adicionales en Courgenay (1916), Herbetswil (1925) y Ziefen (1925).

Los primeros relojes de pulsera Oris

Con la apertura de la fábrica de Ziefen y la planta de galvanoplastia en Herbetswil, Oris amplió su gama de productos. La empresa comenzó a colocar hebillas de brazalete en sus relojes de bolsillo, transformándolos así en relojes de pulsera completos.

Tras la muerte de Georges Christian en 1927, Jacques-David LeCoultre se convirtió en presidente del Consejo de Administración. Un año antes, Oscar Herzog, el cuñado de Christian, había asumido el cargo de Director General en 1928, cargo que ocupó durante 43 años.

Despertadores

En 1936, Oris abrió su propia fábrica de esferas en Biel / Bienne. En ese momento, la empresa producía casi todos los elementos de sus relojes y productos de relojería internamente. Oris presentó su reloj de piloto exclusivo en 1938, el llamado Gran Corona (Big Crown). La colección toma su nombre de la corona de gran tamaño del reloj, que se utiliza como ayuda para los pilotos que ajustan sus relojes con guantes de cuero. Todavía hoy se producen variaciones de este reloj.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la red de distribución de Oris más allá de Suiza se redujo significativamente. Para mantener vivo el negocio, la empresa fabrico despertadores.

El estatuto de la relojería suiza

El 12 de marzo de 1934, el gobierno suizo introdujo el llamado “Estatuto de la Vigilancia”. Esta peculiar ley diseñada para proteger y regular la industria, impidió que las empresas relojeras introdujeran nuevas tecnologías sin permiso. Para Oris, el estatuto resultó ser un obstáculo, ya que, hasta ese momento, Oris había estado utilizando movimientos de escape de palanca de pasador (escape de Roskopf), que eran menos precisos que los escapes de palanca utilizados por algunos de los competidores de Oris, que habían adoptado dicha tecnología antes de que se aprobara la ley.

Oris lucho en los tribunales durante más de 10 años, y finalmente el estatuto se liberalizó gradualmente, hasta su abolición en 1971.

La crisis del cuarzo

A fines de la década de 1960, el 44% de todos los relojes vendidos en todo el mundo se fabricaban en Suiza. Oris empleaba a 800 personas y producía 1.2 millones de relojes al año, lo que lo convertía en una de las 10 empresas relojeras más grandes del mundo. La empresa desarrolló sus propias herramientas y maquinaria, e incluso llevó a cabo un programa de aprendizaje, formando a 40 ingenieros y relojeros cada año.

Pero luego llegó el punto de inflexión. En la década de 1970 y principios de la de 1980, los relojes de cuarzo de Asia ganaron una enorme participación de mercado. La llamada “Crisis del cuarzo” supuso el fin de unas 900 empresas relojeras en Suiza y el desempleo de dos tercios de los empleados de la industria relojera. La cuota de mercado de los fabricantes suizos se redujo al 13% en todo el mundo.

En 1970, Oris renunció a su independencia y pasó a formar parte de Allgemeine Schweizer Uhrenindustrie AG (ASUAG), el predecesor del Swatch Group. Oris comenzó a fabricar también relojes de cuarzo, pero esto no devolvió el éxito. A principios de la década de 1980, Oris empleaba solo a unas pocas docenas de personas. En 1981, se abandonó la producción de sus propios movimientos.

Nuevos comienzos

Como muchos otros fabricantes de relojes suizos a principios de la década de 1980, Oris estaba al borde del cierre. El director gerente, el Dr. Rolf Portmann, que jugó un papel decisivo en la revocación del Estatuto de la Guardia, y el director de marketing Ulrich W. Herzog se hicieron cargo del resto de la empresa en 1982 como parte de una compra por parte de la dirección. Poco después, la recién formada e independiente Oris SA decidió abandonar el cuarzo y producir exclusivamente relojes mecánicos en el segmento de precio medio. Oris fabricó su último reloj de cuarzo a principios de la década de 1990.

Desarrollos recientes

Desde el cambio de milenio, la empresa se ha concentrado en los mundos del buceo, la cultura, la aviación y los deportes de motor. Desde 2002, Red Rotor ha servido como marca registrada y característica distintiva de Oris.

  • En 2004, se desarrolló el sistema Quick Lock Crown, que solo requiere un solo giro en el sentido de las agujas del reloj de 120 grados para asegurarlo en su lugar.
  • En 2009, Oris introdujo el Sistema de seguridad de rotación, un dispositivo que bloquea el bisel giratorio unidireccional de un reloj de buceo en su lugar, evitando ajustes accidentales bajo el agua.
  • Oris patentó el medidor de profundidad Oris Aquis, su primer medidor de profundidad mecánico, en 2013. Permite que el agua ingrese a un canal a través de un pequeño orificio a las 12 en punto. El agua ingresa al pozo bajo presión, creando una marca de agua que corresponde a un medidor de profundidad.
  • En 2014, Oris celebró 110 años de relojería con su primer calibre desarrollado internamente en 35 años. El calibre 110 era un movimiento de cuerda manual que contaba con una reserva de marcha de 10 días y un indicador de reserva de marcha no lineal patentado.

En WatchesNorte disponemos de este fantástico ORIS Divers Sixty-Five Chronograph.

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram, Twitter y You tube