Chopard L.U.C. Engine One ‘Tourbillon’

No hay comentarios aún

Chopard L.U.C. Engine One Tourbillon

Hay una relación muy especial entre el mundo del motor y el de los relojes de alta gama. Muchas ediciones especiales de relojes inspirados en el mundo del motor, en especial de competición. Relojes diseñados por y para pilotos de carreras. Relojes que comparten materiales de fabricación como el acero, titanio, carbono, etc.  Y es que hay muchas similitudes entre la maquinaria de un reloj mecánico y la del motor de un coche de carreras. Acero pulido, precisión, rendimiento, rasgos únicos que les imprimen carácter y personalidad, a unos y a otros.

Esto da como resultado relojes como este Chopard L.U.C. Engine One Tourbillon de titanio del que os venimos a hablar hoy. Una edición limitada de tan solo 150 piezas. 150 relojes que simbolizan el aniversario 150 de la marca creada por Louis-Ulysse Chopard en el año 1860 (el reloj se fabricó en el año 2010).

Chopard L.U.C. Engine One Tourbillon Titanium Edición Limitada de 150 unidades

Chopard diseño este reloj para parecerse a un bloque de motor de alto rendimiento. Tiene un diseño de caja muy inteligente. Las dimensiones exteriores lo convierten en un rectángulo de 35,4 mm de ancho por 44 mm de alto, aunque los extremos abultados le dan al dial una apariencia mucho más redonda.

Fabricado enteramente en titanio, el reloj tiene superficies pulidas en la parte superior e inferior, con secciones centrales con acabado satinado. Es un caso increíblemente ligero, una presencia que las imágenes simplemente no pueden transmitir adecuadamente.

El movimiento se dobla como el dial, y tiene dos franjas verticales texturizadas que parecen la parte superior de un motor de gran cilindrada. El movimiento L.U.C 1TRM se enrolla manualmente y está hecho y diseñado internamente por Chopard. Tiene un indicador que parece un indicador de reserva de combustible, que nos marca las 60 horas de reserva de energía disponibles. También se encuentra entre una rara raza de movimientos “Tourbillon” certificados por el cronómetro COSC, lo que hace que simplemente parezca un motor de alto rendimiento.

Pero, tal vez os estéis preguntando, ¿qué es el Tourbillon?

El Tourbillon (Torbellino en francés) es un mecanismo de relojería creado en 1795 por el relojero Abraham Louis Breguet. Se desarrollo para compensar el efecto irregular que produce la gravedad sobre la marcha del volante y la rueda de escape cuando el reloj permanece en reposo en la misma posición durante un cierto tiempo, sobre todo en los relojes de bolsillo. Consiste en un mecanismo que hace girar sobre su eje un armazón en forma de jaula (normalmente una vez por minuto) sobre el que se montan el volante y el escape del reloj.

Con la rotación del citado armazón en forma de jaula, el efecto producido por la fuerza de la gravedad sobre la marcha del conjunto volante/escape no se concentra siempre en el mismo sentido, promediándose. Así se consigue incrementar la precisión del mecanismo del reloj.

Dada la complejidad del mecanismo, algunas marcas no eran inicialmente capaces de realizar una estructura de este tipo, por lo que se vieron obligadas a comprar los talleres que ya estaban produciendo para sus propios productos.
Actualmente, un reloj equipado con un mecanismo de este tipo puede ser desarrollado de manera efectiva solamente por unas pocas fábricas especializadas.

En 1980 se montó por primera vez un Tourbillon en un reloj de pulsera. Originalmente concebido como un dispositivo para mejorar la precisión, los Tourbillones actualmente se incluyen en algunos relojes modernos de alta gama como un elemento exclusivo. El mecanismo suele estar visible mediante una ventana practicada a través de la esfera, mostrando su funcionamiento.

Podéis seguirnos en las redes sociales en Facebook, Instagram y Twitter.


Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.